Evaluación de programas de prevención

Los que consideran que serán únicamente las autoridades quienes resolverán el problema de la inseguridad, esperan un milagro que difícilmente atestiguarán.

La seguridad no es algo que surja como consecuencia de los aspectos disuasorios de la ley o de la represión de los delincuentes, sino de la prevención de la delincuencia.

Las investigaciones y estudios formales señalan que el crecimiento de la delincuencia se debe a una serie de causas interrelacionadas, que se identifican principalmente en tres categorías:

  • Causas sociales.
    Donde las situaciones de exclusión provocadas por la marginalización, desempleo, baja educación, deserción escolar, las modificaciones en las estructuras de las familias y la violencia intrafamiliar, entre otros, constituyen factores que si bien no son condicionantes, representan el caldo de cultivo perfecto para la violencia y la delincuencia.
  • Causas institucionales.
    Principalmente por la existencia de sistemas de justicia penal (policía, justicia, cárceles), que no son sistémicos, justos y punitivos, ni adecuados al crecimiento y desarrollo de la delincuencia.
  • Causas ligadas al entorno.
    La falta de planificación, la carencia de servicios, la ausencia de un concepto de seguridad en las políticas urbanas, el deterioro o abandono de los espacios públicos.

Por lo anterior, debemos trabajar con base en tres principios: solidaridad, aplicación de la ley para todos y la prevención, siendo ésta última el eje central a través del cual, más allá de elevar bardas, instalar equipos de seguridad y alarmas, se motive a la población a identificar las causas del problema y buscar las soluciones del mismo.

 

 

 

Si bien el gobierno ha instrumentado una serie de programas a nivel nacional, estatal, regional y local en materia de prevención, las personas debemos, además de conocerlos y comprenderlos, evaluarlos, pues sólo así, mediante un ejercicio de participación ciudadana, lograremos cristalizar los objetivos de beneficio común.

En ese sentido, ponemos a tu disposición dos documentos:

“Prevención del delito en México: ¿Dónde quedó la evidencia?” un estudio que, desde la perspectiva de México Evalúa -organización de la sociedad civil-, muestra su diagnóstico de la prevención en México, planteando importantes recomendaciones.

“Instrumento de evaluación de las necesidades en materia de prevención de la delincuencia”, una valiosa herramienta de evaluación, elaborada por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Hábitat).

Referencias

Lee David. (2020).Evaluación de programas de prevención . Manual de Seguridad para la Prevención de Delitos.

Recuperado
de http://manualdeseguridad.com.mx/seguridad_newsletter/20/evaluacion_de_programas_de_prevencion.asp

No olvides compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *